Unión sacerdotal destacó en encuentro sobre misericordia

Si todo momento puede ser un “tiempo favorable” (2 Co 6, 2) en el que el Espíritu lleva al sacerdote a un crecimiento espiritual, académico y pastoral; hay también espacios que fomentan el intercambio, las relaciones humanas y la fraternidad sacerdotal.

Este era uno de los objetivos del IV Encuentro Nacional de Sacerdotes, efectuado entre el 4 y el 7 de julio, en el Seminario Nacional, objetivo que se cumplió a cabalidad según lo manifiestan los presbíteros que viven su misión en nuestro país.

Alrededor del tema: Misericordia y Sacramento de la Reconciliación, en el marco del Año Jubilar de la Misericordia, se recibió la visita del Padre José Román Flecha Andrés, catedrático en teología moral, quien desarrolló las ponencias.

Hubo foros donde el sacramento de la Reconciliación se analizó desde diferentes aristas: desde la sicología y la moral, a cargo de los sacerdotes Fernando Muñoz y Rodolfo Murillo, y también se vieron aspectos litúrgicos y canónicos, a cargo de Monseñor José Manuel Garita y el Padre Francisco Morales.

El Padre Flecha, al respecto del Encuentro dijo: “Me emociona y me alegra mucho que en Costa Rica se encuentren los sacerdotes, es verdad que es un país pequeño, todos han estudiado en el Seminario Nacional, se conocen, coincide también la Conferencia Episcopal con la provincia eclesiástica y tienen facilidad para conocerse, entonces también para encontrarse y colaborar en la pastoral”.

Sobre el tema expuesto, detalló que es importante unificar criterios alrededor del Sacramento de la Reconciliación. “Y no solo en el sacramento sino en la preparación que estoy insistiendo mucho, en una catequesis con vistas al sacramento, cómo prepararnos (como sacerdotes) y cómo preparar al Pueblo de Dios. Qué sentido del pecado, qué sentido de la gracia, del perdón, de la misericordia hay que transmitir en las catequesis y si ellos, oyen más o menos las mismas ideas y reflexionan al unísono la pastoral de todo el país puede ir concorde”.

Encuentro fraterno

Para Monseñor Javier Román, Obispo de Limón, el encuentro es valorado desde dos puntos de vista. “Primero destacar el título de ‘encuentro’, es un encuentro con los sacerdotes del país, esto me ha ayudado a refrescar el compañerismo que se vivió en el Seminario, así como ver a sacerdotes nuevos”.

Y, resaltó las exposiciones del Padre Flecha. “Han sido profundas, amenas, con muy buenas ideas para el reflexionar y compartir. Para nosotros también como obispos, es importante llevar estas reflexiones a las diócesis”.

Para el presbítero Guido Villalta, Vicario General de Pastoral de la Arquidiócesis, estos días fueron una iluminación muy importante, “sobre todo porque nos permite ponderar momentos actuales y comparar un poquito los tiempos que han pasado con las situaciones nuevas que estamos viviendo, así como reafirmar principios claves”.

Señaló el encuentro como algo clave de la vivencia. “Nos permite reencontrarnos a muchos sacerdotes de todas las diócesis, fortalecer el principio de fraternidad y más en este Año de la Misericordia, para redescubrir también la misión que tenemos con relación a los demás y también entre nosotros”.

Renovación

El encuentro estuvo dirigido a todos los sacerdotes que estaban en el país, es decir, no solo de nacionalidad costarricense. En ese sentido, el Padre Rogelio Manchong, de nacionalidad panameña y quien es párroco en Guatuso, valoró la oportunidad para conocer a sus hermanos en el sacerdocio.

“La experiencia que he tenido en Guatuso ha sido muy bonita, y bueno, somos convocados por Dios a su misión. Este encuentro fraterno para mí es un conocer a muchos sacerdotes y siempre ese refrescar esta experiencia entre nosotros y compartir nuestras situaciones pastorales, darnos cuenta que no estamos solos en esta misión”.

Agregó la riqueza que le dejó el encuentro, al ver varios aspectos: canónicos, morales, sicológicos. “Es una experiencia de renovación para servir mejor al pueblo que Dios nos ha confiado, saber que por medio del sacramento de la Reconciliación, somos ese puente, por gracia de Dios, para expresar su misericordia”.

Mientras tanto, el Padre Fernando Vílchez, párroco de la parroquia Inmaculada Concepción de Heredia, señaló la riqueza de este encuentro “para compartir con compañeros sacerdotes de esta diócesis, saber la gran riqueza de esa comunión y cercanía”.

Añadió sobre la formación recibida, que ha sido una oportunidad para verse a sí mismos en el sacerdocio, “casi que ha sido un retiro espiritual con una riqueza pastoral y ministerial muy importante”.

Fuente: Semanario Eco Católico
Última modificación: 11 de agosto de 2016 a las 12:46
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.