Iglesia de frontera a frontera

La situación migratoria de los extra continentales se ha agravado ante la concentración de muchos de ellos, ya no solo en Paso Canoas, sino también en la Zona Norte. Su meta es llegar a Estados Unidos, como ocurrió con los cubanos a finales del año pasado.

Es así como otras diócesis del país se han involucrado en su atención. Tal es el caso de la parroquia de San Francisco de Asís, de Los Chiles donde se brindan alimentación a decenas de personas que deambulan alrededor. Diferentes parroquias de esta Iglesia particular se han organizado para aportar alimentos.

Igualmente en la diócesis de Tilarán-Liberia, se lleva alimentos a personas que también rondan el sector de La Cruz.

Ante este panorama incierto por el paso de los migrantes, muchos de los cuales no logran cruzar la frontera norte y se quedan en nuestro país, hace unos días la Comisión Nacional de Pastoral Social-Cáritas resolvió proponer a los señores obispos que se haga una colecta por vicarías, con un cronograma que se extenderá hasta el año 2018.

Así comenzó la Diócesis de Alajuela la cual tiene esta misión hasta octubre de este año, y posteriormente se irán alternando las demás diócesis. Lo colectado se envía a Cáritas Nacional, para que esta lo distribuya a las parroquias que atienden la crisis.

Igualmente, el Padre Edwin Aguiluz, Secretario Ejecutivo de Cáritas, estuvo presente en una reunión con instituciones implicadas del gobierno.

Allí se informó que la Dirección General de Migración y Extranjería resolvió otorgar a los inmigrantes un permiso de permanencia en el país por un mes. Muchos de los cuales pueden seguir su curso, como hasta ahora, hacia otros países, podrían solicitar refugio o incluso retorno a sus países natales o reasentamiento en otras naciones.

Fuente: Semanario Eco Católico
Última modificación: 9 de julio de 2016 a las 14:09
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.