El escudo de Mons. José Manuél Garita y su significado

Explicación del escudo episcopal de Mons. José Manuel Garita Herrera.
III Obispo de Ciudad Quesada.

Descripción general

La forma del escudo responde al modelo clásico de la heráldica eclesiástica,
formado por cuatro cuarteles que, a su vez, están divididos por una línea blanca
en su interior y en su exterior por una línea dorada circundante.
El cuartel superior izquierdo presenta un fondo color rojo vino sobre el cual
sobresale una cruz latina dorada, en cuyo centro encontramos, a su vez, una cruz
blanca más pequeña que posee, en el cruce de sus dos travesaños, un círculo
rojo. El cuartel superior derecho tiene como fondo el color celeste y como
imágenes ilustrativas cuatro elementos: la letra mayúscula M y, sobrepuesta a
ésta, la letra mayúscula A, la primera de color blanco y la segunda en color azul.
Sobre ambas letras, doce estrellas doradas, cada una de cinco aristas y, bajo
ambas letras, una media luna blanca horizontal.

El cuartel inferior izquierdo posee, sobre un fondo verde claro, dos azucenas
blancas, cuyos tallos y pistilos son, a su vez, de color verde oscuro. El cuartel
inferior derecho, sobre fondo café, tiene como imagen, el cono de un volcán en
erupción, cuya silueta está expresada en color verde lima y en su cima se
encuentran los destellos que evocan su actividad volcánica, descrita con los
colores naranja y rojo.

Sobre el escudo, como es tradicional en la heráldica episcopal, se coloca un
capelo de sinople (color verde). Del capelo se desprenden, cubriendo ambos lados
del escudo, izquierdo y derecho, seis borlas de color verde claro, respectivamente,
que suman doce en su totalidad, y que se ordenan en tres órdenes descendentes.
Entre el capelo y el escudo, erguida la cruz, de color dorado, y a ambos lados de
la misma, las insignias episcopales: la mitra y el báculo. La mitra significa la
santidad que debe adornar el desempeño del ministerio episcopal. El báculo es
signo de la misión pastoral del Obispo, a quien la Iglesia confía una porción del
rebaño de Cristo, que es la diócesis.

Bajo el escudo, a modo de divisa o lema, la cita de 2 Corintios 12, 9 que había
sido escogida por el nuevo Obispo como frase emblemática de su ministerio
presbiteral, hace veinticinco años al ser ordenado sacerdote, y ahora la reasume,
al ser designado Obispo. Dicho lema campea en una banda de color crema, cuyos
extremos se rematan bajo el último de los tres órdenes de borlas de color verde
claro.

Descripción particular de los cuatro cuarteles del escudo episcopal.

Cuartel superior izquierdo: Se remarca el carácter cristocéntrico del ministerio
episcopal confiado al Obispo. Todo ello significado en la cruz. Una cruz gloriosa,
en color dorado, desde ella Cristo resucitado prosigue siendo el verdadero y único
Pastor del Pueblo de Dios. Además, la cruz es símbolo del discípulo que sigue de
cerca el camino indicado por su Maestro.

Cuartel superiro derecho: Recoge la presencia maternal de la Santísima Virgen
María en el desempeño del ministerio episcopal del nuevo Obispo. Hijo de la
Parroquia Inmaculada Concepción, en la Ciudad de Heredia. Ya desde
seminarista, Mons. Garita, ha confiado a la Virgen Inmaculada su vocación y
ministerio, actitud que renueva ahora al comenzar su ministerio episcopal. La
Madre de Dios es la esclava del Señor que se presenta como la Virgen oyente,
orante y oferente de sí misma al plan salvador. Es a la vez la gran señal que
aparece en el horizonte de la historia, mostrando a la Iglesia peregrina la
esperanza futura colmada que anima y sostiene en el hoy de la salvación. Por eso,
se presentan en este cuartel los símbolos marianos de las estrellas y la luna que
encierran las iniciales del nombre de María, en blanco y azul, sobre el fondo
celeste.

Cuartel inferior izquierdo: En él se hace referencia al Patriarca San José, primer
nombre de pila del nuevo Obispo. Su presencia está simbolizada en las dos
azucenas. La persona de San José, Patrono de la Iglesia Universal, Patrono de la
República y de la Arquidiócesis de San José, Iglesia particular en la que nació,
creció y se ha desarrollado hasta ahora la vocación sacerdotal del nuevo Obispo,
tiene por estos y otros muchos títulos, un lugar privilegiado en la misión pastoral
del nuevo Obispo: hombre de escucha, oración y obediencia a la Palabra de Dios.
Es San José, el creyente y el discípulo a quien Dios invita a colaborar en los
albores de la obra redentora.

Cuartel inferior derecho: Es muy significativo porque en él se expresa un signo
característico de la diócesis del nuevo Obispo. El volcán, representa al Volcán
Arenal, que sirve de emblema del Pueblo de Dios que peregrina en la diócesis de
Ciudad Quesada, a la que el nuevo Pastor desea servir con “entrañas de
misericordia” y con “amor extremo”, a la medida del Corazón del Señor, que vino a
servir y no a ser servido.

Por: Pbro. Oscar Eduardo Brenes Jaubert.

Última modificación: 13 de mayo de 2014 a las 14:01
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.