Comentario al Evangelio para el sábado 25 de junio 2016

XII Ordinario. San Mateo 8, 5-17.

En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó diciéndole: Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho.

El le contestó: Voy yo a curarlo.

Pero el centurión le replicó: Señor, ¿quién soy yo para que entres bajo mi techo? Basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes: y le digo a uno «ve» , y va; al otro, «ven» , y viene; a mi criado, «haz esto» , y lo hace.

Cuando Jesús lo oyó quedó admirado y dijo a los que le seguían: Les aseguro que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Les digo que vendrán muchos de Oriente y Occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el Reino de los Cielos; en cambio a los ciudadanos del Reino los echarán afuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.

Y al centurión le dijo: Vuelve a casa, que se cumpla lo que has creído. Y en aquel momento se puso bueno el criado.

Al llegar Jesús a casa de Pedro, encontró a la suegra en cama con fiebre; la cogió de la mano, y se le pasó la fiebre; se levantó y se puso a servirles.

Al anochecer, le llevaron muchos endemoniados; él con su palabra expulsó los espíritus y curó a todos los enfermos.

Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: «El tomó nuestras dolencias y cargó con nuestras enfermedades».

Palabra del Señor.

Nos encontramos con un relato que habla de los muchos milagros que hacía Jesús. La curación de criado de un centurión o jefe de soldados romanos, la de la suegra de Pedro y muchos más que le acercaban.

Aquí el tema no son las sanaciones lo importante, sino como la gente va descubriendo quien es Jesús. Un paganos, autoridad militar romana, ante la enfermedad de un siervo suyo descubre quien es Jesús, la suegra de Pedro, hace la experiencia de conocer quien es el maestro. No se trata solo de la sanación, sino de entender quien es Jesús y seguir sus pasos, imitar su estilo de vida y adherirse a la propuesta de Reino. Recordemos que los milagros que hace Jesús en los Evangelios, son signo de la actuación de Dios en medio de su pueblo.

Última modificación: 25 de junio de 2016 a las 12:06
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.