Comentario al Evangelio para el sábado 13 de agosto 2016

XIX del tiempo ordinario. San Mateo 19, 13 – 18.

En aquel tiempo, le presentaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y rezara por ellos, pero los discípulos les regañaban.

Jesús dijo: Déjenlos, no impidan a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el Reino de los Cielos.

Les impuso las manos y se marchó de allí.

Palabra del Señor.

La llamada de Jesús es a ser como niños, esto es salirnos de nuestra prepotencia, de nuestro orgullo, de creernos que todo lo podemos alcanzar, que somos más que los demás, que existimos para COMPETIR.

Que idea más opuesta a la de Jesús la que la sociedad actual nos plantea: La competitividad y la eficiencia. Nos hace luchar por ser más que el otro. Me lleva a hacer crecer, sacando al otro del camino, a ser más que el otro, a no dejarme.

Los niños no compiten en sus juegos, solo se divierten, comparten, los niños solo quieres ser tomados en cuenta y que los tomen en cuenta, no se más que el otro

¿Cuál es nuestra actitud ante el otro?

Última modificación: 13 de agosto de 2016 a las 12:12
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.