Comentario al Evangelio para el miércoles 6 de julio 2016.

XVI Ordinario. San Mateo 10, 5-7.

En aquel tiempo, Jesús llamó a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y dolencia.

Estos son los nombres de los doce apóstoles: el primero, Simón, el llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el Zebedeo, y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé, Tomás y Mateo el publicano; Santiago el Alfeo, y Tadeo; Simón el fanático, y Judas Iscariote, el que lo entregó.

A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones: No vayan a tierra de paganos ni entren en las ciudades de Samaría, sino vayan a las ovejas descarriadas de Israel. Proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.

Palabra del Señor.

La presencia del mal hoy nos hace temer muchas cosas. Aumento de la violencia, la desintegración de las familias, la mercantilización de las cosas, la indiferencia, son expresiones de la presencia del mal en este mundo; como Iglesia estamos llamados a actuar con autoridad contra estas corrientes, estamos llamados invitar a vivir otro estilo de vida posible, que es la que se refleja en la persona de Jesús.

El evangelista, nos presenta a un lista de seguidores de Jesús, que no son perfectos, tiene sus errores, pero intentan por entrar en la linea del estilo de vida de su maestro.

Proclamar el Reino es proponer ese estilo de vida, que es capaz de generar paz y alegría.

Última modificación: 6 de julio de 2016 a las 11:40
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.